• info@agendaprovincial.com.ar
  • willy

    ¿Qué es un trol en la web?
    Al escuchar la palabra, es imposible no asociarlo con las criaturas de un mundo fantástico que se pueden leer en varios libros de ciencia ficción, pero hoy en día esa palabra es tomada en forma peyorativa apuntando a ciertas personas que buscan generar polémica en la web. Los Trolls son aquellas personas que publican desde un usuario anónimo, publican mensajes provocadores en un foro de discusión, comentarios de blog o de una red social (principalmente Facebook y Twitter), o en los comentarios de un diario online,  etc.

    El objetivo que persiguen es molestar o provocar una respuesta emocional negativa en los usuarios y lectores, con distintos fines, entre ellos lograr que los mismos usuarios se enojen y se enfrenten entre sí, a través de discusiones, que tal vez, son fomentadas sin una fuente confiable, sino a través del accionar de los trolls. Estos últimos buscan ser el centro de atención, dominar la conversación, decididamente en actitud bastante narcisista, y buscan desviar la atención del tema central. Se podría decir que los “enemigos” naturales de los trolls son los community managers, quienes tratar de construir, gestionar y administrar la comunidad online. Aunque suene contradictorio, si los trolls llevan a cabo su objetivo, tal vez logre un efecto “positivo” en su accionar negativa, que es lograr atraer tráfico a la web, más allá del contenido de la publicación o del tema central, lograr generar interacciones de manera continuada sumando usuarios o cibernautas que puedan lograr unas métricas muy positivas a la hora de analizar las mismas.

    La cuestión, por ejemplo, en temas políticos, es que los candidatos más poderosos económicamente contratan a consultoras especializadas en la difusión de contenidos a través de la web. Estas consultoras o agencias, tienen como trabajo crear usuarios “truchos”, especialmente en Twitter, pero también en Facebook para realizar su cometido. El costo es variado, pero estas agencias, por lo general tendrían un costo aproximado de 50 a 70 mil pesos mensuales, en donde se manejan más de 20 cuentas por usuario.También hay aplicaciones desarrolladas para este objetivo, logrando pasar por alto a estas agencias o consultoras, pero depende de una o más personas adecuadas para llevar a cabo la ejecución. Estas aplicaciones pueden tener un costo aproximado entre 50 y 150 dólares, a lo que hay que sumar el sueldo de los profesionales que la manejen.

    Los trolls llegaron para quedarse, y en el ambiente político, aunque nadie reconoce que accede a ese servicio, son una herramienta cada vez más utilizada para lograr persuadir o manipular la opinión pública.

    Guillermo “Willy” Benitez
    Community Manager
    Licenciado en Relaciones Públicas (P.R.)
    benitezguillermo@yahoo.com.ar

     

    #trolls #tecnología #agendaprovincial #guillermobenítez

    Dejá un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Close